Maridaje del jamón

¿Conoces a la pareja perfecta para el jamón? Hoy en este artículo, hablaremos sobre el maridaje: qué es, cómo debemos hacerlo y los puntos más importantes. Un requisito básico para los amantes del jamón, pongamos en situación que quieres combinar para un día especial, un rico jamón ibérico de bellota, ¿deberemos comprar un acompañante de la misma calidad? ¿o quizás crear contraste con algo de menor calidad? No te preocupes, lo comentamos ahora en este artículo.

El maridaje

El maridaje es un proceso que tiene como objetivo aromatizar tanto los alimentos como la bebida, a la hora de realizar la cata, de manera que podamos enriquecer mutuamente tanto los sabores como los matices de los productos. Para realizar un maridaje de la mejor manera, debes de tener en cuenta que la calidad de la bebida deberá ser parecida a la del jamón, dado que de lo contrario no existirá ese equilibrio entre aromas y sabores, de manera que haremos que se enmascaren ambos sabores. Queremos que se realcen el uno al otro, cabiendo la posibilidad de encontrar un buen maridaje, buscando un contraste entre los dos elementos.

CERVEZA

El maridaje con cerveza es una combinación en la que se puede aplicar en varios platos, sin embargo, con el jamón es uno del cual no te vas a arrepentir, además de ser una opción muy completa y beneficiosa para nuestro organismo. Destacando su amargor, de forma que acompaña a la intensidad de la grasa, teniendo en cuenta que las cervezas de menor cuerpo se adaptan de mejor manera a las papilas a las gustativas. El ácido logra cortar el salado, compensando el sabor y provocando una sensación totalmente rica.

CHAMPÁN

Pariendo de la regla básica del maridaje, que es que los productos que se combinen estén a la altura, apostamos por una combinación excitante al paladar combinándolo con el champan. El champán logra potenciar el sabor de ambos productos, creando una sensación muy agradable, disfrutando del jamón ibérico y pudiendo disfrutar de ambos sabores.

VINO

Tenemos la posibilidad de usar un rico vino tinto como maridaje. En este caso, el aroma intenso y persistente del jamón obliga a seleccionar un vino con cierta potencia aromática, como los de la Inurrieta 400, siendo una opción perfecta para lograr un contraste rico en textura y un sabor constante en el jamón ibérico. Con color oscuro y rico aroma, dulce y frutal lo cual combina a la perfección con nuestro jamón.

MANZANILLA

Una de las mejores combinaciones sugeridas para el jamón ibérico es la manzanilla. Los verdaderos aromas y frutos secos del jamón encuentran su perfecta armonía con las vivaces notas de este producto. Buscando vinos ligeros, de baja acidez y alta graduación alcohólica, características que coinciden con la suave consistencia del jamón ibérico.